93.790.85.96 636 768 455

c/La Riera, 14 5e 1ª
08301 Mataró
Centre Sanitari registrat pel Departament de Salut de la  Gencat

Neuropsicología

La neuropsicología converge entre la neurología y la psicología y estudia los efectos de una lesión en las estructuras del sistema nervioso central.

Estas lesiones pueden estar provocadas por traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebrovasculares o ictus, tumores cerebrales, enfermedades neurodegenerativas o enfermedades del desarrollo. Estas funciones cognitivas intervienen en nuestro día a día y se ven, además, interferidas por nuestro estado de ánimo y por toda una serie de factores ambientales, como nuestra personalidad o coeficiente de inteligencia. Inciden sobre nuestras conductas, pensamientos y toma de decisiones.  

Dentro de la neuropsicología existen diversos enfoques, entre los que se encuentra la neuropsicología clínica, la cognitiva y la experimental. Además, las funciones cognitivas son diversas y tienen muchos aspectos a tener en cuenta, como por ejemplo:  
  • Atención y concentración.
  • Memoria.
  • Percepción.
  • Aprendizaje.
  • Funciones ejecutivas (toma de decisiones, razonamiento, resolución de problemas, velocidad de procesamiento, planificación y organización).
  • Lenguaje (lectura y escritura).
  • Capacidad intelectual general.
  • Habilidades visoespaciales.
El neuropsicólogo tiene como función principal evaluar los efectos psicológicos y comportamentales del daño cerebral de una persona con el fin de detectar y establecer una relación entre las zonas anatómicas y las funciones cognitivas afectadas, con el objetivo de delinear un programa de rehabilitación neuropsicológico pertinente.

Las funciones cognitivas pueden verse alteradas por diferentes circunstancias:

  • Daño cerebral adquirido (patologías como el ictus, traumatismo craneoencefálico, tumores cerebrales, esclerosis múltiple, etc.) y otras alteraciones del sistema nervioso central, que provocan alteraciones en el neurodesarrollo normal de las personas.
  • En el ámbito infantil y juvenil: alteraciones cognitivas que pueden interferir en los procesos de aprendizaje (discalculía, trastorno del aprendizaje no verbal, trastorno específico del lenguaje, etc).
  • Neuropatologías: enfermedades como la del Alzheimer, Parkinson, Cuerpos de Lewy, demencias vasculares y otros procesos que alteren o degeneren la constitución cerebral.

Exploración y rehabilitación neuropsicológica

La exploración neuropsicológica sirve para orientar y puntualizar el diagnóstico y como complemento para otros profesionales clínicos para llevar a cabo un trabajo transdisciplinar adecuado y propiciar unas pautas a los familiares del entorno más cercano. Su duración puede variar en función del paciente y las pruebas realizadas. Con un diagnóstico adecuado se inicia la rehabilitación que tiene principalmente dos finalidades:
  • Recuperar una función cognitiva deficitaria o alterada.
  • Sustituir una función y adaptarla al máximo a las actividades de la vida diaria del paciente.
En los casos que un programa de rehabilitación no es posible, se proporciona una estimulación cognitiva al afectado. Hoy en día, la neuropsicología se vale en métodos experimentales, de la observación clínica, apoyándose en los estudios de imágenes del cerebro (TAC, RMN, PET, SPECT, IRMf, flujo sanguíneo relativo, etc.) y de las ciencias cognoscitivas para diseñar esquemas de funcionamiento de rehabilitación de las funciones dañadas o perdidas, basados en las funciones preservadas.

¿En qué consisten las pruebas neuropsicológicas?

En la actualidad, mucho del trabajo clínico se sigue haciendo con pruebas neuropsicológicas y con instrumentos que exploran en profundidad las diversas funciones cognitivas, dando como resultado un informe del estado en que se encuentra el paciente. La evaluación puede ayudar a identificar en áreas o funciones específicas. Estas pruebas son especialmente útiles para identificar la presencia y naturaleza de trastornos cognitivos precoces leves. Por todo ello, la Gabinete Psicológico Mataró está basado en la evidencia científica, en la actualización constante y en buscar siempre la máxima autonomía de los pacientes y sus familiares concentrándose en las actividades de la vida diaria y en su funcionamiento cotidiano.