93.790.85.96 636 768 455

c/La Riera, 14 5e 1ª
08301 Mataró
Centre Sanitari registrat pel Departament de Salut de la  Gencat

Trastornos del estado de ánimo

Los trastornos del estado de ánimo son identificados por el paciente cuando pierde el control sobre su ánimo y sufre un malestar generalizado.

La característica más representativa de estos trastornos del estado de ánimo es un desequilibrio en la reacción emocional o en el estado general de ánimo. Estos trastornos se diferencian de las emociones por ser más prolongados en el tiempo, menos específicos y menos intensos.

Afectan a diario al estado emocional del individuo y pueden aumentar los riesgos de enfermedades del corazón, diabetes y otras enfermedades. Con las emociones es más sencillo determinar cuál es el estímulo que las ha provocado, por lo contrario, los trastornos del estado de ánimo pueden ser causados por muchos factores que deben ser diagnosticados por un psicólogo profesional. 

Éste, además, determinará la mejor terapia para ayudar al paciente. Los cambios en los estados de ánimo fluctúan según la satisfacción e insatisfacción de diversas necesidades básicas nacidas del instinto:

- Hambre
- Sed
- Sueño
- Sexualidad

Pero también dependen de las relaciones con otros individuos (núcleo familiar, relaciones profesionales, vida en pareja, amistades…). Por otro lado, los cambios patológicos del humor pueden decantarse hacia un sentido negativo (depresión), positivo o de indiferencia.  

Estado de ánimo depresivo (distimia): Nostalgia, tristeza, apatía, ideas suicidas, desánimo y depresión. Cuando este estado de depresión y malestar aparece sin ningún estímulo, sin ningún agente externo que lo haya provocado, y se prolonga en el tiempo podemos estar hablando de patología. Ésta, a menudo, va acompañada de autodesvalorización, cansancio y pereza, falta de ganas y pesimismo.

Humor expansivo (hipertimia): Se refleja sobre todo cuando el individuo está satisfecho y siente una sensación general de bienestar consigo mismo, felicidad e incluso euforia. En el caso que el individuo sienta un exceso de excitación tímica podría tratarse de hiperactividad.

Humor neutro (eutimia): Neutralidad total o indiferencia del humor, inaccesibilidad a los estímulos. La eutimia se utiliza para designar estados de ánimo normales pero son infrecuentes y normalmente se producen en esquizofrénicos.

Tras esta introducción general a los distintos estados de ánimo que se pueden identificar en un individuo, nos preguntamos: ¿Qué son los trastornos del estado de ánimo? Son aquellos estados de ánimo que reflejan un desequilibrio en la reacción emocional o del estado de ánimo. Estos se dividen en trastornos bipolares y depresivos.
   

La depresión

La depresión clínica debe diferenciarse bien de un simple estado de tristeza. Aunque haya una relación entre la tristeza natural y los trastornos de carácter depresivo, no todos los individuos que se sienten tristes padecen un trastorno depresivo. 
Como el estado de ánimo deprimido se encuentra en varios trastornos, su presencia no significa que la persona padezca un trastorno del estado de ánimo, ya que el término “depresión” se puede referir a un síntoma y a un trastorno.

Trastorno bipolar o Psicosis maníaco depresiva

El trastorno del estado de ánimo bipolar es un estado de ánimo caracterizado por ser anormalmente elevado y se alterna con períodos anormalmente bajos (combinación aleatorio de humor hipertímico y distímico). Ocasionalmente, la variación de estos estados se desarrolla en ciclos rápidos, en episodios mixtos e incluso aparecen síntomas de carácter psicótico.
  

¿Cómo se detecta o se diagnostica un trastorno de estado de ánimo?

Es difícil diagnosticar un trastorno de estado de ánimo. La depresión en sí a veces se atribuye a enfermedades con lo que muchos médicos pasan por alto la patología por sí sola. El psicólogo y el psiquiatra realizan cuestionarios y muchas pruebas antes de determinar el trastorno. Siempre que veamos indicios de esta condición y que no estén sujetos a otra patología deberemos acudir al psiquiatra.