93.790.85.96 636 768 455

c/La Riera, 14 5e 1ª
08301 Mataró
Centre Sanitari registrat pel Departament de Salut de la  Gencat

Trastorno negativista desafiante Trastornos del aprendizaje

Las primeras muestras del trastorno negativista desafiante se ven en niños que se consideran difíciles, que se enfadan fácilmente y tienen problemas con los adultos.

Esta situación acaba siendo muy complicada y provoca mucho sufrimiento entre los implicados. Puede llegar a tener consecuencias muy duras tanto dentro del entorno familiar como en el entorno social y académico. Este trastorno es uno de los más frecuentes entre niños y adolescentes con Trastorno por déficit de atención o TDAH. 

Este diagnóstico se acostumbra a realizar en la edad escolar, en primaria, aún así hay manifestaciones en pre-escolar. El trastorno negativista desafiante (TND) se caracteriza por pautas de conducta inapropiadas para el nivel de desarrollo del individuo y por el contexto social y cultural. Se presentan conductas negativistas, desobedientes, rebeldes, desafiantes y hostiles hacia figuras de autoridad. 

Estos comportamientos acaban afectando a su vida social, académica y a su futuro profesional si no se reconducen las conductas. Normalmente, se presenta en niños aunque puede acompañar a estos durante toda su escolarización. 

Sin embargo, con una terapia adecuada, el 70% de los casos tienen buenos pronósticos. El TND afecta a entre el 3 y el 8% de niños. Y además, entre el 30 y el 50% de niños que tienen déficit de atención mostrarán el TND. Tanto el TND como el TDAH son más frecuentes en niños que en niñas.

¿Cuáles son las causas del trastorno negativista desafiante?

Esta afección tiene causas muy variadas y se atribuye generalmente a una combinación de factores psicológicos, sociales y biológicos. Es común encontrarlo entre niños con temperamentos difíciles o con TDAH. También se presenta en niños con dificultades de aprendizaje relacionadas con el desarrollo de habilidades autónomas.

Otros causantes:

- Actitudes que reflejan el refuerzo negativo utilizado por padres u otras figuras de autoridad. Al utilizar refuerzos negativos se aumentan los comportamientos desafiantes y cada vez son más intensos.

Circunstancias sociales favorecedoras del trastorno: Pobreza, ambientes marginales, falta de supervisión, actitudes dictatoriales o exageradamente permisivas por parte de los padres y educadores.

- Otros trastornos psiquiátricos en la familia.

¿Cómo se manifiesta el TND?

Para que se considere trastorno debe haber un comportamiento hostil y negativo por lo menos seis meses en el que se presente un cuadro igual o muy parecido al siguiente:

- Tiene fuertes pataletas y se enfada fácilmente.
- Discute con las figuras de autoridad y con adultos.
- Desafía a adultos y no cumple sus demandas u órdenes.
- Molesta a otras personas.
- Acusa a sus compañeros o personas cercanas de sus errores y su mala conducta.
- Comportamiento colérico.
- Guarda rencor y se quiere vengar.

Si el niño presenta estas conductas,es recomendable realizar unos tests desarrollados por el psicólogo, en donde finalmente se podrá definir el trastorno. Además, en algunos casos se diagnostican otros trastornos:

- Trastorno bipolar.
- Déficit cognitivo.
- Trastornos de conducta.
- Etc.

¿Qué tratamiento hay para el trastorno negativista desafiante?

No existe un tratamiento rápido y sencillo. Debe ser personalizado, se estudia el caso del paciente y su entorno, las necesidades del sujeto y a partir de aquí se establecen unas pautas para el tratamiento. Es necesario crear una relación de confianza con la familia y el niño juntamente con el psicólogo para abordar la situación. Los padres se sienten desesperados, frustrados y cansados con lo que debemos reforzar las conductas positivas. 

Tratar el problema lo antes posible asegurará un pronóstico fácil y sencillo y evitará otros trastornos vinculados. Los psicólogos infantiles del Gabinet Psicològic Mataró son los profesionales que ayudarán a los padres y a sus hijos a afrontar este tipo de trastorno y a volver a llevar una vida feliz y estable.