93.790.85.96 636 768 455

c/La Riera, 14 5e 1ª
08301 Mataró
Centre Sanitari registrat pel Departament de Salut de la  Gencat

Trastornos de la comunicación

El lenguaje es un instrumento fundamental y básico de la comunicación y la relación entre los humanos. Los déficits o trastornos de la comunicación pueden ser los causantes de problemas psicológicos.

  En los niños, los problemas de comunicación pueden ocasionar problemas de apego, problemas con su entorno social o llegar a provocar alteraciones neurocognitivas que suponen un déficit en las habilidades de análisis. El niño puede llegar a tener serios problemas para abordar distintas situaciones si no se le propone una terapia adecuada a su trastorno de comunicación. Los niños con trastornos de la comunicación tienen dificultades con la pragmática, es decir, las reglas no habladas del lenguaje oral que permiten la creación de relaciones entre personas.   

  Los niños con este problema no entienden la dinámica de la conversación y acaban monopolizando o interrumpiendo las conversaciones de forma constante. En otros casos el niño directamente no habla. Esto no es culpa de los padres ni de falta de educación. Las razones actualmente, no son claras pero para los niños con un trastorno de este tipo, usar el lenguaje de forma socialmente aceptada es muy complicado. En algunos casos es difícil diferenciar entre un autismo o un trastorno de la comunicación, ya que ambos presentan habilidades de comunicación social limitadas.  

¿Cuáles son las causas de los trastornos de comunicación?

No hay una explicación clara sobre las causas de esta afección. Se piensa que podría ser un trastorno del desarrollo neurológico, un “desperfecto” en el hemisferio derecho del cerebro que impide procesar al 100% la información verbal y visual. Hay otras teorías que relacionan este problema con deficiencias en las habilidades del funcionamiento ejecutivo.   

  ¿Cuáles son los síntomas de los trastornos de comunicación? 

  Es normal tener dificultades con algunas situaciones de la vida social. Aún así, para los niños con un TCS, las situaciones sociales son una causa de ansiedad diaria. Por ejemplo, para un niño que sufre un trastorno de este carácter, las situaciones son mucho más incómodas ya que interrumpe o dice cosas inapropiadas.   

  A los niños con TCS les cuesta mucho aprender las reglas básicas de las conversaciones: comenzar, escuchar, expresar preguntas, mantenerse en la línea temática o saber cuándo se acaba la conversación. Los síntomas aparecen durante la niñez en edades tempranas pero en algunos casos no se diagnostica hasta que el niño no empieza su escolarización. Los síntomas son los siguientes:
  • - Poco interés en la interacción social y los procesos de socialización.
  • - Desarrollo lento para adquirir los pilares del desarrollo del lenguaje.
  • - Monopolización de las conversaciones o desvío constante de los temas.
  • - No adapta su habla a la audiencia o receptor.
  • - No adapta el lenguaje a las situaciones que está viviendo.
  • - No hace referencias para contextualizar su discurso cuando habla con alguien que no conoce.
  • - No sabe cómo saludar, lograr la atención de algo o solicitar información.
  • - No entiende el sarcasmo.
  • - No entiende el lenguaje no verbal.

  ¿Cúal es el tratamiento para los trastornos de comunicación? 

 No hay terapias o tratamientos específicos pero hay muchas maneras en las que abordar el problema y poder entrenar las destrezas de comunicación social del pequeño.   

 Por un lado hay terapia. El terapeuta trabajará con su hijo individualmente para practicar el habla: desarrollar temáticas, tomar turno para hablar, concluir y todas aquellas pautas de una conversación. Los padres también pueden ayudar practicando y jugando a distintos roles en casa con el niño.   

 Para la escolarización, se debe desarrollar un Programa de Educación individual para que se incluyan terapias del habla, desarrollo de destrezas sociales y apoyo en clase.   

 En nuestro centro de psicología en Mataró encontrarás un equipo de profesionales que podrá ayudarte con el trastorno de la comunicación, ya sea de forma presencial o mediante terapia online.