93.790.85.96 636 768 455

c/La Riera, 14 5e 1ª
08301 Mataró
Centre Sanitari registrat pel Departament de Salut de la  Gencat

Trastornos de la eliminación

Entre los 3 y los 5 años, los niños son capaces de controlar sus esfínteres. A partir de esa edad, la incontinencia urinaria o fecal se consideran trastornos de la eliminación.

  El control de los esfínteres suele desarrollarse de forma parecida en la mayoría de niños. Los pasos son los siguientes:
  1. Continencia fecal nocturna.
  2. Control fecal diurno.
  3. Continencia urinaria diurna.
  4. Control nocturno de la orina.
  Este último es el que más tarda en desarrollarse y es por eso que hay muchos niños que mojan la cama.  

¿Cuáles son las causas de los trastornos de la eliminación?

Los trastornos de la eliminación pueden tener causas orgánicas: irritaciones, afecciones urológicas, cistitis pero también puede deberse a que la vejiga está disminuida. Esto implica que los niños con trastornos de la eliminación enuréticos (orina) necesiten ir frecuentemente al baño.   

Hay veces que los trastornos son de origen neuromuscular y afectan al sistema genitourinario, los centros del cerebro o la médula espinal. Cuando un niño con más de cuatro años de edad orina durante la noche fuera del baño, es necesario acudir al pediatra para poder descartar las causas orgánicas anteriormente descritas. Una vez se descartan estas posibles afecciones se atribuye el problema a una afección psicológica. Es para ello que se acudirá a un psicólogo infantil.   

Las causas psicológicas pueden ser muchas: el niño no ha aprendido correctamente a usar el baño o su piel no es sensible a la humedad, muchas veces por usar demasiado tiempo pañales. Cuando el niño es insensible a la humedad su cuerpo no reacciona si se siente húmedo cuando está durmiendo. En algunos casos el niño busca la reacción de sus padres porque obtiene algo a cambio, muchas veces busca su atención. En otros casos, los trastornos de la eliminación se deben a problemas emocionales tales como de dependencia emocional, cambios de colegio, de casa, divorcio de los padres o el nacimiento de un hermano menor. 

Todos los cambios que alteran el entorno del niño pueden ser agentes que inciden en el desarrollo estos trastornos. En el caso de la encopresis (defecar) se debe muchas veces al estreñimiento, niños que retienen heces, la presión del colon vence al esfínter y se producen estas evacuaciones incontroladas.  

¿Qué tipos de trastornos de la eliminación existen?

Existen dos tipos de trastornos de la eliminación:   

  - Encopresis Consiste en la evacuación de heces en lugares no apropiados. Es algo involuntario normalmente pero hay veces que los niños lo hacen para buscar la atención de sus padres. El niño debe tener unos 4-5 años de edad.   

  - Enuresis Es un trastorno de la eliminación que se define por el vaciado repetido de orina en lugares no apropiados. Puede ser involuntario o intencionado. Se diagnostica cuando hay cierta frecuencia, no hay una explicación médica detrás y es a partir de los 3 años de edad. Si interfiere en actividades cotidianas es un problema que debe tratarse con un psicólogo infantil.  

¿Cuál es el tratamiento de los trastornos de eliminación?

El tratamiento aborda dos áreas, la afectiva y la interpersonal. El tratamiento del área afectiva aborda los problemas, ansiedades, miedos parentales sobre la enuresis o sobre los propios miedos del niño en relación a la afección. A los padres se les recomendará una terapia cognitiva-conductual para manejar las preocupaciones relacionadas con el trastorno de su hijo y tener herramientas para afrontar el problema.   

Para el niño hay variedad de terapias que trabajarán sus problemas: terapias de la conducta para desensibilizar de miedos, terapias de juego para que se exprese, manejo de conflictos, etc. En Gabinet Psicològic Mataró tenemos psicólogos especializados en terapias infantiles ya sea para tratar autismo, trastorno de déficit de atención y trastornos de atención.