93.790.85.96 636 768 455

c/La Riera, 14 5e 1ª
08301 Mataró
Centre Sanitari registrat pel Departament de Salut de la  Gencat

Trastornos del aprendizaje

Los trastornos del aprendizaje no están directamente relacionados con la inteligencia o la curiosidad del niño.

Estos van más allá e interfieren en su capacidad para hablar, aprender matemáticas o leer. 

Las discapacidades o dificultades del aprendizaje engloban muchos trastornos que interfieren en la manera en la que el cerebro procesa la información. Esto provoca dificultades a la hora de entender algunos conceptos. Existen trastornos leves y graves. 

Por lo general, los niños con trastornos del aprendizaje tienen un nivel de inteligencia normal o superior a la media. Aún así, hay áreas del aprendizaje en las que se encuentran dificultades. 

Por ejemplo, puede que encuentre dificultades para reconocer las letras o de agruparlas para leer. O quizás tenga muchos problemas para resolver ejercicios de matemáticas. El problema surge en la frustración, el enfado o la depresión que nace de las dificultades que tienen los niños con estos trastornos para aprender. Es frecuente que no se sientan bien consigo mismos.

¿Cuáles son los causantes de los trastornos del aprendizaje?

Gran parte de los expertos relacionan los trastornos del aprendizaje con problemas neurológicos leves que afectan al cerebro en la forma en la que recibe, interpreta y envía la información. Los científicos no han podido concretar la causa exacta del trastorno. 

Muchos relacionan estos trastornos con pequeñas anomalías en el desarrollo cerebral. Estas anomalías suelen ser un factor común dentro de una misma familia con lo que puede haber una vinculación por genética. Los trastornos en algunos casos también se debe a madres que han consumido alcohol o drogas durante la gestación.

¿Son muy comunes los trastornos del aprendizaje?

Hay divergencia de opiniones en relación a este tema. Hay muchos expertos que aseguran que se diagnostica el trastorno sin una investigación profunda. Además muchos afirman que ningún cerebro funciona de forma perfecta y cada niño tiene una velocidad de aprendizaje distinta. Aún así, hay otros especialistas que creen que es necesario detectar y tratar, lo antes posible, los problemas de aprendizaje.  

¿Qué tipos de trastorno del aprendizaje hay?

Hay tres categorías generales para identificar estos trastornos:
  • Trastornos del habla.
  • Problemas para leer, escribir, aprender materias escolares.
  • Problemas de motricidad, memoria o coordinación.

¿Cómo se diagnostica un trastorno del aprendizaje?

Los psicólogos se basan en las siguientes pautas para diagnosticar un trastorno del aprendizaje:

Primero: Existencia de un deterioro importante en el rendimiento escolar del niño. 

Segundo: El problema debe ser concreto y no se puede diagnosticar un retraso mental o un déficit de inteligencia a nivel general. El cociente es adecuado pero el rendimiento escolar está empeorando. Es por ello que se realizará un test de CI y se analizará el rendimiento del niño junto con su entorno y su sistema educativo. 

Tercero: El déficit es precoz, debe presentarse en los inicios de la escolarización del niño y no se adquiere en etapas posteriores. 

Cuarto: No pueden intervenir factores externos. Para diagnosticar un trastorno del aprendizaje el niño debe estar escolarizado de forma normal. Es decir, si el niño ha estado ausente en el colegio o no ha recibido una educación adecuada no se diagnosticará un trastorno del aprendizaje.

Quinto: Los trastornos del aprendizaje se descartarán si hay déficit visuales o de audición sin corregir.

¿Cuál es el tratamiento?

Una vez diagnosticado el trastorno del aprendizaje, se realizará un programa de educación especializado. Los trastornos del aprendizaje son para toda la vida pero hay muchas técnicas y terapias que compensan esta discapacidad y le dan las claves a los niños para que puedan trabajar en cualquier entorno sin ningún tipo de problema. 

Muchos colegios y educadores han creado métodos de enseñanza adaptados a las necesidades de los niños con discapacidades para aprender. Por otro lado, es imprescindible atender a las necesidades psicológicas o emocionales. 

Los niños con trastornos del aprendizaje se sienten fracasados pero con un buen apoyo podrán tener una educación completamente normal. A la vez, es muy importante desarrollar los talentos de cada niño, puede haber casos en que el niño presente dificultades para aprender a leer pero que tenga mucha capacidad y habilidades artísticas. 

Reforzar positivamente estos talentos puede ser clave para la superación del niño.