93.790.85.96 636 768 455

c/La Riera, 14 5e 1ª
08301 Mataró
Centre Sanitari registrat pel Departament de Salut de la  Gencat

Depresión Postparto

La depresión postparto afecta a un 15% de mujeres que acaban de dar a luz. La intensidad de la depresión determinará si se debe hacer un tratamiento psicológico o no.

El embarazo supone un proceso de adaptación que pone a prueba las capacidades de la mujer con implicación de factores biológicos, psicológicos, culturales y psicosociales. Es un momento vital en el que entran en conflicto las necesidades individuales y la obligación de asumir una nueva responsabilidad. 

Por otro lado, a menudo surgen dudas sobre las capacidades personales para ejercer los cuidados que el recién nacido requiere, por lo que hay una mayor predisposición hacia el estrés psicológico, lo que a su vez determina que sea una etapa de mayor vulnerabilidad para la posible aparición de ansiedad y depresión mayor. La depresión postparto afecta alrededor del 15% de madres en las primeras semanas de vida de sus hijos

Además, puede acarrear graves consecuencias para la relación madre-hijo y para el núcleo familiar. La tristeza postparto o “baby blues” consiste en un estado transitorio de reactividad emocional en forma de tristeza que afecta aproximadamente un 50% de las mujeres que han tenido un parto recientemente

Las mujeres con baby blues lloran con  más facilidad, están más irritables, y tienen una labilidad emocional mayor que lo habitual. El pico de ” tristeza” se observa usualmente cerca de los 3 a 5 días del parto, en general coincidiendo con el inicio de la lactancia, y dura de varios días a pocas semanas. 

La depresión postparto ocurre entre los 2 y los 10 días postparto, caracterizado por síntomas rápidos de ansiedad y agitación y fuertes sentimientos de tristeza e incapacidad general. Los síntomas incluyen irritabilidad, alteraciones en el sueño, nerviosismo y depresión. 

Estos síntomas no suelen remitir de forma espontánea y a menudo requieren tratamiento, para impedir que vaya a más el impacto en la relación madre-hijo. Estos dos tipos de depresión, la baby-blues y la depresión postparto, están ampliamente consideradas como tratables de forma eficaz mediante técnicas psicológicas.
  

¿Cuáles son las causas de la depresión postparto?

Hay algunos factores que pueden intervenir en que una mujer sufra una depresión postparto:

- Embarazos no deseados.
- Trastornos del estado de ánimo como la depresión mayor o el trastorno bipolar. Si la mujer ha sufrido alguno de ellos con anterioridad puede que sufra una depresión postparto.
- Consumo de drogas o alcohol.
- Madres menores de 20 años.
- Si la madre ha sufrido mucho estrés durante el embarazo por acontecimientos difíciles.
- Estrés psicosocial: Si la madre se ve sin ayuda externa por ejemplo el abandono de su pareja o si la madre no tiene apoyo social y problemas económicos.
- Complicaciones en el parto: Enfermedades del feto, partos difíciles...
- Antecedentes en la familia con depresión postparto. Los genes condicionan mucho e influyen en las depresiones.
 

Tratamiento de la depresión postparto

El tratamiento temprano de la depresión posparto es fundamental, ya que cuanto antes se trate, antes se recuperará de la depresión y por tanto impedirá que su depresión afecte al bebé. 

El tratamiento psicológico de la depresión postparto basado en la terapia cognitivo-conductual, enseña a la mujer afectada a controlar la forma de pensar y por tanto a controlar las emociones negativas insanas que aparecen en este tipo de cuadros. 

Por otro lado, se abordan las relaciones familiares y los cambios personales que se producen con la llegada de un nuevo bebé. Se proporciona apoyo emocional y ayuda para solucionar problemas y para establecer metas. Es necesario tratar las depresiones postparto ya que sino la madre puede acabar lastimando al bebé o a ella misma.