93.790.85.96 636 768 455

c/La Riera, 14 5e 1ª
08301 Mataró
Centre Sanitari registrat pel Departament de Salut de la  Gencat

Baja autoestima y déficit de habilidades sociales

La baja autoestima y el déficit en las habilidades sociales se da habitualmente durante la infancia, la niñez o la adolescencia.

Son conductas relacionadas que se retroalimentan y que se pueden trabajar mediante entrenamientos o terapias en un centro psicológico especializado.  

¿Cómo identificar la Baja Autoestima en niños y adolescentes?

Los niños o adolescentes que presentan baja autoestima muestran los siguientes síntomas de forma repetida en el tiempo:

- Hablar de forma negativa sobre sí mismo.
- Atribuir su propio éxito a factores externos y el fracaso a factores internos. Ejemplo: He suspendido porque soy tonto, o he sacado buena nota porque era un examen muy fácil.
- Impulsividad.
- Poca tolerancia a la frustración.
- Tienen mala relación con los demás.
- Tienden a meterse con los otros, debido a que no consiguen tener relaciones positivas, de manera que descargan su frustración en los otros, tendiendo a el mal ajeno.
- Aislamiento y falta de participación en actividades sociales.
- Pasividad y falta de comunicación.
- Dificultades para hacer nuevos amigos.
- Dificultad a la hora de expresar los propios sentimientos.
- Poca motivación o falta de objetivos, sobre todo en los adolescentes.
- Gran malestar por las críticas y gran importancia a las opiniones de los demás.
 

Déficit de habilidades sociales

La falta de habilidades sociales se presenta ya desde la infancia y es especialmente dolorosa durante la adolescencia, época en que la relación con los demás adquiere una gran importancia. Las habilidades sociales son los hábitos que tienen que ver con la comunicación, el lenguaje no verbal, la comunicación eficaz, la resolución de conflictos y el manejo de comportamientos irracionales.   

La empatía y la asertividad son vitales para poder tener una buena capacidad de relación con los demás:  
  • Empatía: es la capacidad de ponerse en el lugar de otra personas, situarse en el punto de vista diferente, comprender los sentimientos ajenos y expresarlo. Este aspecto es fundamental para facilitar la comunicación con los demás.
  • Asertividad: Es la autoafirmación y defensa de nuestros propios derechos, deseos y necesidades, de forma directa y adecuada. Esta capacidad es vital para trabajar la autoestima.
En nuestro centro psicológico te ayudamos a trabajar los aspectos relacionados con la baja autoestima y con el déficit de habilidades sociales. Disponemos de terapias individuales, terapias de psicología online y entrenamiento en habilidades sociales, especialmente indicado para este tipo de trastorno.  

Como mejorar si eres adulto

Para niños, adolescentes y adultos es importante llegar a conseguir una actitud positiva hacia uno mismo. Estos son algunos aspectos fundamentales a trabajar:  
    • Autoconocerse: Es importante ser consciente de las propias limitaciones o errores, así como nuestras cualidades, para minimizar nuestros propios “puntos ciegos”. Por ejemplo, en este caso, las personas que sufren dificultades para relacionarse con los demás deben darse cuenta de esta limitación.
    • Autoaceptarse: Es vital aceptarse a pesar de las limitaciones de cada uno y de la aceptación de las personas ajenas. Siguiendo con el caso anterior, es importante aceptar que existe esta limitación.
    • Ser consecuente: Trabajar las áreas que dificultan nuestro bienestar día a día, para sentir más plenitud y felicidad. Por ello, si vemos y aceptamos que tenemos una limitación que queremos modificar, lo consecuente sería trabajar para mejorar.
Trabajar en las áreas de nuestra conducta que nos limitan, reporta grandes beneficios para la autoestima, ayuda a considerarnos de forma positiva y a mantener una actitud constructiva al respecto. Para conocer más sobre la Baja autoestima, visita la sección especializada de nuestra página web.